El Blog de María

movimiento dolka

Movimiento Dolka

 

«Sentir el cuerpo, reconocerse, tomar consciencia
y amarse tal cual eres»

Picture Imagen

 

Las exigencias a las que está sometido el organismo, los estreses emocionales, físicos o químicos, los esfuerzos, las posturas, las tensiones, los pensamientos, el metabolismo, las emociones, la alimentación, los medicamentos… obligan al cuerpo a adaptarse.
Esto es gestionado a través del sistema de información del cuerpo, es decir el Sistema Nervioso, el cual se encarga de procesar todos los factores de estrés que entran al cuerpo para luego ejecutar las adaptaciones y compensaciones.

Este proceso es ejecutado a través de músculos que alterarán su tono, órganos que modificarán su función acelerándose o ralentizándose, vías circulatorias que variarán su calibre, etc. A esta conexión entre el Sistema Nervioso (que es el Director) y los distintos músculos (que actúan unidos y comunicados por las fascias), les llamamos CADENAS MUSCULARES, unidas por esas fascias o tejido conectivo. De este modo, son LAS CADENAS MUSCULARES las que van a causar muchas de las distintas afecciones que padecemos y son las que nos muestran donde están las restricciones de movimiento, que nos fijan en una actitud concreta. No intentamos cambiar la actitud, si no que cada día tenga mayor libertad de movimiento para expresarse en la globalidad del espíritu.
Trabajamos con ellas, reconociendo los patrones de tensión y la liberación de ellos. Mediante movimientos suaves y sencillos, basados en la percepción y vivencia del movimiento y no en la mera repetición de ellos. Esta inteligencia física del Sistema Nervioso, unida con la respiración y el movimiento consciente, desde el menor esfuerzo posible, será la que tiene la capacidad de disolver tensiones por si misma, transformarse a su propio ritmo, colabora para recuperarnos y liberar las capas acorazadas en el cuerpo, con suavidad, ayudándolo también a recordar su unicidad, pues hay lugares corporales, de los que nos hemos alejado de nosotros mismos por las experiencias vividas y el dolor.

Por eso este trabajo aumenta la autoconsciencia, desarrolla la escucha del cuerpo, colabora con nuestro sistema y reconoce como cualquier impresión producida desde el exterior o por el propio pensamiento, tiene un significado y una forma en el cuerpo.

El cuerpo es el instrumento más visible y más palpable que tenemos para reconocer quienes somos, él tiene su propio lenguaje para hacerse escuchar; mensajes de incomodidad, de dolor o la propia limitación corporal y respiratoria, creando así su propia forma, patrón, estructura o esquema mental/emocional, normalmente inconsciente. Todo está escrito en el cuerpo y EL CUERPO NUNCA MIENTE.  Por eso, nos damos permiso a la escucha y dialogo de las percepciones y sensaciones, le damos el tiempo, simplemente observando sin juzgar, permitiendo al cuerpo respirar y redescubrirse, SER, libre de dolor.

El tejido de músculos, fascias, etc. es plástico y moldeable, tiene información propia que responde ante estímulos diferentes. Si nos acercamos a él con dureza, él lo sabe y responderá creando una coraza para protegerse y en ocasiones defenderse, pero cuando trabajamos directamente con el mayor RESPETO, él sabe que no está en peligro y nos permitirá trabajar respondiendo a los estímulos durante las clases.

En que nos beneficia la práctica de estas clases:

  1. Proporciona la flexibilidad y el tono adecuado a las diferentes estructuras musculares y articulares.
  2. Disminuye las tensiones y restablece la vitalidad del organismo.
  3. Nos ofrece la posibilidad de revisar los hábitos posturales y de movimiento que realizamos diariamente, y de aprender a desechar los perjudiciales para sustituirlos por otros más sanos.
  4. La persona experimenta la relación de su cuerpo con sus sentimientos y emociones y disfruta de la comunicación con sus sentidos.
  5. Devolver el poder de respirar libremente, de moverse gozosamente y sin esfuerzo, relajado, y dejando que toda la VIDA circule internamente.

Este trabajo va dirigido a todas las personas que buscan más libertad de movimiento, una respiración más amplia, natural y consciente o que tengan inquietud por conocerse desde su propio cuerpo. Personas con estrés, dolores de espalda, contracturas, ciáticas, lumbagos, artrosis, bursitis… o simplemente con ganas de ampliar la capacidad de sentirse mejor, experimentarse y amarse. A cualquier edad.

Se trabaja con ejercicios estáticos, dinámicos y juegos y se comparten experiencias desde lo descubierto en el trabajo en clase. Con diferentes materiales: pelotas, palos…

SI TU CUERPO ES FELIZ POSIBLEMENTE EXPERIMENTES FELICIDAD A CADA MOMENTO.


Prueba una clase y pon una pelota en tu vida!

Imagen
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable MARÍA GARCÍA RUIZ.
  • Finalidad  Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  SITEGROUND.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver detalles...
Privacidad